Páginas vistas en total

viernes, 11 de abril de 2008

Historias de la jungla (Miscelánea)


Parece que los relojes se sincronizan, parece que después de la lluvia torrencial de anoche (os juro que uno de los guardas de seguridad lo llamó "lloviznita no más") LA IDEA va tomando rumbo, y me encuentro bastante bien, aunque hechar de menos e como el olor a cebolla, es molesto para tí, para los demás, y hace llorar.
Hoy os hablaré un poco de lo que hago aquí. LO QUE ME DA LA GANA. Literalmente, así me lo dijo Don Carlos, el dueño de ésta especie de centro de turismo, parque natural, laboratorio y centro místico, que ya os presentaré en su día (de mañana).
1- El tipo en cuestión: Don Carlos es una suerte de místico que construyó éste lugara raiz de varios sueños reveladores , y con ayuda de un péndulo mágico que no suelta ni a sol ni a sombra, el resultado ha sido un lugar sin una arquitectura aparente, pero si con un feeling especial.
2- El uso de la palabra "venga", algo tan natural como saludar al guarda de seguridad diciendo, "nos vemos, venga!!!" puede causar una jocosa situación, porque irá, de ésta manera me acompañó hasta la puerta, y nos quedamos mirando uno para el otro como unos estúpidos, despues caí en que le habia dicho, involuntariamente, que viniese. Causo regocijo entre los conocidos de acá.
3- Homer aquí se llama HOMERO
4- La de la foto me la encontré en frente a mi puerta, en un arbolito. Una boa de dos metros.
5- Persigo tucanes, cazo, crío y libero mariposas y preparo un programa de reciclado , aun así me sobra tiempo, debido al laxo concepto que tienen de "Trabajo".
6- En ciertas épocas del año consumen San Pedro y ayahuasca de forma ritual. además algunos vienen a meditar y a hacer yoga acá.
7- aquí hay seres vivos hasta detrás de mis orejas.
Continuará....

1 comentario:

Anónimo dijo...

Un viajero que busca en selvas , bosques y charcas. que visita hielos y ciudades del siglo pasado, cuando el telón de acero cubría y no abrigaba...un viajero que sigue un viaje interior buscándo lo que otros no se atreven a buscar. Ese es mi amigo Vecín. Biólogo, soñador y poeta, aunque también borracho de experiencias. Un abrazo muchacho, cuídate