Páginas vistas en total

martes, 29 de abril de 2008

Dias extraños (o lo que no debería haber sido)








Fue le miércoles pasado, pero podría haber sido otro día, fui yo, pero podría haber sido otra persona (ojalá) jejeje. La noche anterior me habían informado de que vendría la television al biocentro. Debería levantarme a las 7 para recibirlos por el "dia de la tierra". Pequeño inciso. Distinga de los dos paises cuál es el subdesarrollado y cuál no:
Celebración del "Día de la Tierra" en España: Niños reecogiendo papeles.
Celebración "Día de la Tierra en Bolivia": Llenan un camion de mazizas y van a un hotel de lujo.

Retomamos la historia. Supuestamente me iban a entrevistar, pero por falta de tiempo, simplemente me presentaron como: -Este es Marcos y ha venido desde España a BAILARRRR!!!!, y al final acabe bailando la "Vivorita" con las señoritas de la imagen ante toda bolivia y en directo, reclamando la autonomía de Santa Cruz, lo cual hizo que mi intelecto e imagen quedasen profundamente dañadas. No volvere a hacer caso a las televisiones. Ellas son el mal.

En el mismo día fue mi primer día de campo, a una localidad vecina, Las Cruces, donde, obiamente, no habia carretera, y tuvimos que ir en coche de caballos y machetear para abrirnos paso,buscando mariposas en medio de una plantación de plátanos, corriendo el riesgo de llevar un tiro o algo así (tranquila mamá, es una pura exageración literaria)
Todo compensó, ya que comimos los tres por 2 euros. Bienvenido al Tercer Mundo!!!

Esta señorita de la foto es una Carcaña (Caracara plancus), carroñera por excelencia. Las otra foto son las arenas movedizas dónde me hundi hasta los tobillos, y gracias que salí. Esto es todo, mañana mas, desde el paraiso!!!!!


jueves, 17 de abril de 2008

De entre espinas, crepúsculos pisando...




Amanece en la selva. Son apenas las 7 de la mañana. Frío. Amenazaba desde hace tiempo y por fin ha llegado: el surazo, viento de componente sur que proviene de las tierras del altiplano andino y cala hasta a los huesos con un 90% de humedad a 18 grados te sientes como a 5. Parece que ha comenzado la temible diarrea del viajero. Siento que reviento por dentro. Quizás el agua, quizás la comida… quién sabe…
Intento conectarme con España por Internet.Son las 8:30 de la mañana. Hace mucho frío. Parece que no va a haber suerte. El viento sacude las palmeras. Un guardia me dijo que ésta misma noche había arrancado un árbol.
El paisaje idílico con el que desayuno diariamente no lo es tanto, amenaza lluvia. Desayuno lo que mí estómago me deja, hoy dentro del hotel. Hace un día de perros. Por lo visto esto es lo más parecido al invierno que ellos conocen. Vientos frìos intermitentes que duran unos pocos días y se repiten de forma cíclica, separados por rachas de tiempo soleado. Sí. Debes estar preparado para encontrarte cada día con un tiempo distinto. Milton se ríe mientras me lo explica… soy el nuevo juguete extranjero. No me importa.
Salimos de buena mañana a capturar mariposas por los alrededores, mala suerte, el bullicio de unos 30 monos las han asustado. Será mejor ir al aviario para comprobar si los tucanes han comido los huevos que les hemos puesto, y así no se coman los de las aves en reproducción. Ni los han tocado. Nos entregan algo parecido a un renacuajo gigante, exageradamente gigante, no tengo ni remota idea de lo que puede ser. Hora de comer, las 12, hace frío y no ha sido una buena mañana. Comida a base de sopa y arroz. Igual que siempre.
Por la tarde recupero las actividades de educación ambiental y remodelado de la zona de compostaje y reciclado. Hoy ha venido un alemán experto en energías renovables. Comemos juntos un sándwich. Algun día éste lugar será autosuficiente-dice el jefe, Don Carlos para los de aquí. Para mi solo Carlos.
Acaba el día y me voy a comer, me acompaña un enorme sapo. Son las 6 y media, es de noche, parece que se calmó el viento. Converso con las chicas del bar, pobres como ratas. Intento conectarme a Internet. No hay suerte. Me voy a mi cabaña. Os echo de menos.

viernes, 11 de abril de 2008

Historias de la jungla (Miscelánea)


Parece que los relojes se sincronizan, parece que después de la lluvia torrencial de anoche (os juro que uno de los guardas de seguridad lo llamó "lloviznita no más") LA IDEA va tomando rumbo, y me encuentro bastante bien, aunque hechar de menos e como el olor a cebolla, es molesto para tí, para los demás, y hace llorar.
Hoy os hablaré un poco de lo que hago aquí. LO QUE ME DA LA GANA. Literalmente, así me lo dijo Don Carlos, el dueño de ésta especie de centro de turismo, parque natural, laboratorio y centro místico, que ya os presentaré en su día (de mañana).
1- El tipo en cuestión: Don Carlos es una suerte de místico que construyó éste lugara raiz de varios sueños reveladores , y con ayuda de un péndulo mágico que no suelta ni a sol ni a sombra, el resultado ha sido un lugar sin una arquitectura aparente, pero si con un feeling especial.
2- El uso de la palabra "venga", algo tan natural como saludar al guarda de seguridad diciendo, "nos vemos, venga!!!" puede causar una jocosa situación, porque irá, de ésta manera me acompañó hasta la puerta, y nos quedamos mirando uno para el otro como unos estúpidos, despues caí en que le habia dicho, involuntariamente, que viniese. Causo regocijo entre los conocidos de acá.
3- Homer aquí se llama HOMERO
4- La de la foto me la encontré en frente a mi puerta, en un arbolito. Una boa de dos metros.
5- Persigo tucanes, cazo, crío y libero mariposas y preparo un programa de reciclado , aun así me sobra tiempo, debido al laxo concepto que tienen de "Trabajo".
6- En ciertas épocas del año consumen San Pedro y ayahuasca de forma ritual. además algunos vienen a meditar y a hacer yoga acá.
7- aquí hay seres vivos hasta detrás de mis orejas.
Continuará....

jueves, 10 de abril de 2008

Ahora Vosotros...

Siempre ocurre de la misma forma. Todas y cada una de las veces. ¿Cómo diablos puedes estar llegando y pensar en volver? ¿Cómo diablos puedes echar tanto de menos qué durante un buena temporada no puedas tragar un bocado?.
En ésta entrada no pretendo describir éste lugar, ni contar lo qué me ha ocurrido, eso será mas adelante, (cuando ya no piense que hora será allá y sea capaz de poner en hora el reloj que me hace que no se me olvide). En ésta ocasión los protagonistas sois vosotros, aunque tiraseis inconscientemente hacía el otro lado. Aunque fueseis la única resistencia que merece la pena. Aunque por vosotros haga lo que quiero, porque de otra manera me engañaría y os engañaría.
Gracias a vosotros estoy aquí y echo tanto de menos que algunas veces me tiemblan partes de mis tripas que no sabía ni que existían.
Gracias a todos:
A la gente del Big, que ya sabeís quiénes sois, por llenar las noches de “swing”, y hacer que por primera vez la vida fuese a la velocidad perfecta y siguiese el ritmo con los pies.
A los que no están el Ponferrada, pero sí están en lugares antes comunes, mas allá del olvido…
A los que vinieron de lejos tan sólo para verme (aunque no se si era por verme o por asegurarse de que me fuese)
A los que llenaron mi maleta para irse conmigo de alguna manera (sí…agitaré el cascabel, me pondré el sombrero, los calcetines, los calzoncillos…)
Por la despedida en el aeropuerto clavada como un cuchillo ( y a ti, por todo ese tiempo cerca, y todo éste a mi lado)

Gracias por hacer tan difícil que me fuera.