Páginas vistas en total

lunes, 24 de marzo de 2008

Los Nadies

El Camino del Chamán.

Escribió el poeta uruguayo Eduardo Galeano sobre "los Nadie, los dueños de Nada", y entonces empecé a leer aquello, y entonces estuve mas seguro, y entonces ésta huída fue hacia allá y sólo (y solo) hacia allá.
Soñamos nosotros, las pulgas con comprarnos un perro (sigo citando a Galeano) mientras allá, en el otro costado del mundo alguien sueña entre pulgas con ser comprado y que se acabe ya eso, y que no huelan al azufre de las minas, y que no vuelvan los milicos otra vez a por lo que consideran suyo... pero sueñan, siguen soñando después del siniestro juego de la zanahoria y el burro, después de palabras y papel manchado aun creen. Latinoamérica es la esperanza, por eso sencillamente, porque es la esperanza, la esperanza sin rumbo, el lugar dónde vive el indio que tenemos dentro, el lugar dónde habita el chamán, el lugar del CAMINO, el lugar de los CAMINOS.
Independientemente de si empiezas en un exclusivo Centro de Turismo, o en un poblado de indios colla, la realidad de Latinoamérica está allí, y son tan parte de la realidad los ricos como los pobres, y está allí, y te golpea, pero amigo, soy de fuera, y no creo que pueda mirar para otro lado.

Alguien preguntó un día a Mallory, el famoso alpinista que perdió su vida en el Monte Everest, por qué deseaba correr el riesgo de escalar esa montaña.
Mallory respondió simplemente: “Porque está ahí”.

"Porque está ahí", ¿no es la maldita mejor respuesta que habeís oído en vuestras vidas?. Latinoamérica está ahí, siempre lo ha estado, y sinceramnte, comprendí hace muchos años que no habría otra salida, que estaba ahí, y que su llamada era insoslayable. Un día de lluvia, hace unos años, volqué una vieja caja y encontré dos pequeños relojes con los que jugaba de niño, con dos pequeños carteles pegados, en uno ponía "Madrid" y en otro "Buenos Aires" jugaba desde la distancia y mi juguete era el tiempo. No se puede huir de las señales. Entonces sabía el qué pero no el cómo. Tuvieron que pasar algunos años. Y ahora creo firmemente que la respuesta espiritual a muchas cosas, el sentido antropológico de la religión o el misticismo se esconde en el Cono Sur. Lo siento por los prácticos. Lo siento por los pragmáticos.

Me gustaría saber que estáis ahí, y en cierto modo estaréis allí. Me gustaría saber que también tenéis vuestro camino del Chamán, y poder escucharlo, leerlo, y así entender el mío. Quiero compartir con vosotros mis encuentros (las búsquedas son agotadoras y pueden ser en balde) y saber de los vuestros, y creo que éste será un buen lugar.

La aventura, o su materialización, empieza el seis de abril (siempre me pareció ridículo que algo así empiece "un día de un mes..."). hasta entonces estaré aquí, aunque ya mas allí que aquí, y me gustaría escuchar vuestras opiniones. Éstas son mis razones.

Empieza todo

De pronto el término "Nueva vida" toma otro significado, de pronto se convierte en una obsesión. De pronto lo es todo.
No tengo nada en contra de mi vida actúal, está bien, tengo amigos, familia, relativa libertad, y un bar dónde quemar mis horas. Estoy excelentemente acompañado. Set completo del joven feliz. No se admiten devoluciones.

Un día mi abuelo me contó que cuando tenía mi edad se fue a Francia, no conocía el idioma, no conocía el tren, ni siquiera estaba seguro de que Francia existiese. Lo hizo por necesidad. Aquello sí que eran cojones. Olé!.
Con ésto quiero decir que no persigo nada, ni lo hago por necesidad, ni escapo de nada ni de nadie. La respuesta es que no sé por qué lo hago.

"Hay que viajar por topofobia, para huir de cada lugar, no buscando aquel al que se va, sino escapando de aquel de donde se parte"
Miguel de Unamuno.

Así lo veía él. La realidad es que ahora y solo ahora, ee el momento de elegir. No me elige nadie. no. AHORA ELIJO YO. y creo que sé cómo hacerlo. Su razón era la topofobia. La mía es la topofilia. Nada más.
Os iré hablando a través de éste blog del lugar, de como me defiendo, o me agreden jejejeje, y espero que sirva para que estéis mas cerca y yo no tan solo.
El lugar se llama Biocentro Güembé y esta enclavado en el corazón de América del Sur, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Allí empezará todo. Os contaré de allí y de otros lados, voces y migraciones, siempre que queráis compartirlas conmigo. Nos vemos.

http://www.biocentroguembe.com/

Visión un poco idealizada de Santa Cruz de la Sierra

http://es.youtube.com/watch?v=HMLKbNuiOWA&feature=related