Páginas vistas en total

domingo, 10 de agosto de 2008

ELECCIONES INSÓLITAS


De pronto un día te das cuenta de que hay algo que falla en tu vida, y ese algo ya no es que estés lejos de tu familia y amigos, ya no es un bar o un teatro, ya no es una calle. Te pasas un tiempo intentado resolver la cuadratura, intentando ver que elemento es el que falta en tu vida, y un día bajo una enorme palmera descubres que lo que echas de menos son las catedrales Góticas que tocan el cielo, los barrios de calles estrechas, el agua corriendo calle abajo... a veces la nostalgia está echa de cosas estúpidas, conviene no olvidarlo.
Los engranajes comienzan a cuadrar y los proyectos a arrancar. El proyecto solidario de visita al Biocentro por parte de niños y jóvenes de sectores sociales desfavorecidos esta empezando a arrancar, y no siento si no satisfacción y orgullo. Todo es perfecto pero no se cuando surgirá otro destino. Viajar es ir mas lejos.

El día de hoy se celebró el referendum revocatorio para preguntar al pueblo boliviano si quiere
que siga en el gobierno de Evo Morales. Gente de tradiciones democráticas curiosas, a saber y a saber cuáles:

1- La votación es obligatoria, para ello debes apuntarte en una lista y pasar un proceso de depuración. Si no votas o no te has inscrito, te congelan las cuentas y te prohiben salir del pais durante un tiempo (ya que para salir tienes que presentar la tarjeta de votación), como podreis ver éstos asuntos preocupan enormemente a los que no tienen nada o no tienen donde ir (mas de la mitad de la población de Bolivia.

2- Existe algo llamado "Auto de buen gobierno", según el cuál desde el viernes se prohibe la venta y consumo de bebidas alcoholicas, "La referida ordenanza prohíbe la venta de bebidas alcohólicas, entre otras disposiciones, que persiguen crear un ambiente propicio a 48 horas de desarrollarse un ejercicio electoral." y añade "El auto de buen gobierno es una obligación y si algunos prefectos (gobernadores locales) no lo hacen, una instancia superior se encargará. Se garantizará que la Policía y las Fuerzas Armadas estén a disposición para velar por la tranquilidad y el orden". También prohiben caminar por las calles la noche anterior bajo pena de arresto y con seguro interrogatorio. (Nota: De lo castizo y españolísimo que es salir la noche anterior a las elecciones, agarrar una buena merluza, que te llamen tus padres el domingo para votar y no saber a quien votas...)

3- Te pintan un dedo de morado para que no votes dos veces, aunque algunos duplicaron carnets y votan varias.

Parece qaue no hubo muchos disturbios hasta ésta hora, mas que algún que otro golpe, pero nada fuera de la normalidad, la normalidad de una Bolivia que se debate hoy entre la misma espada y la misma pared de siempre, entre las promesas de revolución y los hechos poco revolucionarios, mientras nadie pide la opinión de las bocas que hoy, ( y ayer y siempre...), siguen sin tener pan.
Más información en:
http://www.biocentroguembe.com/


Nota: La foto que acompaña a este texto la tomé en un alojamiento en Sucre, aunque es bastante frecuente por toda Bolivia, es un calentador ELÉCTRICO de agua, acoplado en la cañería de la ducha, con los cables empalmados y rodeados con cinta aislante. Todo este mecanismo se encuentra a la altura de tu cabeza, y expuesto a la humedad, demostrando, una vez más, que la seguridad es un invento europeo. Viva y Bravo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Por mí y por todos mis compañeros!

¿Y qué puedo decir que no hayan dicho ya para estrenar el apartado de comentarios?

¿Qué hay de las catedrales arbóreas que te rodean? No podemos tenerlo todo y tal vez en otro tiempo, en otro lugar, sea eso lo que eches de menos. Siempre habrá un lugar más lejos...
Reconozco que comprendo lo que dices, en Panamá todo parecía tener el tiempo justo para que se desconche la pintura, ciudades convulsas, jóvenes y aglutinadas comparadas con la solera del vetusto continente de los monos con callos en el culo.

Aún así, aún quedan los indígenas, espectadores de su propia muerte pero portadores de la última esencia del mundo precolombino...

Bueno, eso es todo, ¡un abrazo desde Amsterdam!
¡Besines!

P.D.:
Palabras sobre las que reflexionar:

Nostalgia
Melancolía
Morriña
Saudade
Sehnsucht

¿Qué echan de menos los que no tienen nada que echar de menos?

Anónimo dijo...

Marcos!!
buenas desde una de esas calles...que echas allí en falta

da algo de miedo por lo menos a mi..jajaj la ducha con posibilidad de llegar a ser una silla electrica..jeje

un saludo desde Ponferrada, cuidate mucho y animo con el proyecto que se encamina

besos Mirian

Anónimo dijo...

buenas Navegante!
siempre eres extranjero, hasta en tu propio terreno, ese puede que sea el secreto de tu inquietud y la causa de tu morriña, echas de menos los elementos estructurales porque la gente sabes que va y viene y que en cualquier parte del mundo hay gente maravillosa.
Gracias por las crónicas, consigues que haga viajes desde la mediocridad de mi vida de oficina.
las tradiciones son siempre raras al ojo externo, al esquema cognitivo construido a golpe de voces y premios durante años, quizás la gracia de ver otras culturas es darte cuenta que todo todo menos la esencia que compartimos con el animal viene dado por la cultura.
sé feliz y cuando eches de menos las catedrales góticas, piensa que cuando estés en otro lugar echarás de menos el arte recargado de sudamérica con sus abalorios excesivos y sus tonos pastel, pero que podrás echarlos de menos porque en un momento estuvieron ahí ante tu retina.
besos de una futura navegante desde asturias
SARA

Anónimo dijo...

Siempre echando de menos y queriendo seguir recorriendo mundo para tener más lugares q echar de menos.

Tienes la satisfacción de avanzar camino con el dolor de ir dejando trocitos tuyos sueltos por ahí, q de vez en cuando reclaman q siguen siendo parte de ti y sientes ese reclamo por muy lejos q estés, como si los cuatro pelos q dejaste en alguna cama en algún lugar se volvieran incandescentes por un momento y quemaran en tu cabeza ¿Puede ser eso la morriña?

También te he visto el efecto contrario, como si esos lugares desconocidos reclamasen tu presencia y para recordártelo te fueran clavando alfileres de vudú, para q sintieras el dolor de no estar allí, susurrándote q la única cura para ese dolor es ir a esos lugares, pq quieren ganarse el derecho de ser parte de ti y poder dolerte por sí mismos, sin artimañas. Esa debe de ser tu "enfermedad". No es q tú quieras recorrer mundo, es q el mundo quiere q formes parte de él.

Tal vez tu enfermedad sea una ocurrencia de aquel q nació de una tormenta en el sol de una noche en el penúltimo mes, q está contento entre humo y metralla matando canallas, comprendiendo q la guerra es la paz del futuro. No le importa hacerte vudú porque sabe q es un paso necesario para q el mundo te conozca.

Anónimo dijo...

Marcos que tal va todo?
El domingo estuve por Veiga de Brañas, por allí arriba hacia fresco. Estuvimos comiendo en casa de Dositeo, y luego fuimos todos los Vecines a dar un paseo por Otero al molino y después subimos hasta Brañas, que ya no había ni camino… las escobas se lo habían comido todo. Nos juntamos unos cuantos, mi hermana y su novio, Miguel y Marilu, Orlando, Maruja, Guillermo, Iria, David, Beatriz, Paco, Maribel, Suso, Sara, tus abuelos, mi aitite Nicolás, Pilar… y algunos fuimos a dar un paseo después de comer, y tu abuela subió en el primer pelotón, joder como sube la tía, y decía que no estaba cansada… más majos todos… Yo ya estoy aquí de vuelta, mis aitas se quedaron por alli. Ya veo que tienes muchas aventuras por aquellas tierras, cuídate mucho.

Un besin


Oihane