Páginas vistas en total

viernes, 23 de diciembre de 2011

Puertas.

Fachadas desconchadas que descubren todas sus pieles. Maderas carcomidas por la humedad del Índico. Hierros oxidados rezumando sal. Calles con adoquines movidos o ausentes. Un enorme laberinto de calles, gente y motos.
Las puertas se levantan en Stone Town como una pequeña concesión a la belleza pasada, a la gloria de los años de riqueza. Años atrás ocultaron esclavos traídos de más allá del Gran Lago, entraron por sus costillas vivos y salieron muertos o condenados eternamente. Ocultaron a muchas de las muchas amantes del Sultán en sus correrías nocturnas en busca de otros amantes o de los pañuelos de la más fina seda para ser las primeras entre las primeras. Ocultaron a los conspiradores que derribaron al sultán y su podrido régimen de esclavitud y miedo hace no muchos años. Encerraron la historia y jamás la contaron a nadie.
Hoy permanecen abiertas durante el día para calmar el calor y la humedad dentro de las casas. Enormes, con clavos para que no las derriben los elefantes (influencia claramente india, ya que en Zanzíbar no hay elefantes), con tallados delicados que hablan de las riquezas o el poder de la familia, aún permanecen medio podridas, mil veces pintadas, haciendo alarde de una belleza decadente, de belleza perdida de diva...












6 comentarios:

Kis dijo...

Preciosas fotos!
Siempre llevaré un trocito de esa ciudad en mi corazón; las calles atestadas, los olores, los libros de aquella pequeña biblioteca...
Pero sobretodo, el haberlo compartido con personas que buscan el destello de la belleza a cada paso. La vida siempre ofrece regalos, sólo hay que aceptarlos!

Anónimo dijo...

...Puertas,clavos,cerraduras,candados...que encierran mil y una historias de sultanes, esclavos, piratas...historias de raptos,de miedo, de amor...historias que después de siglos se siguen repitiendo??.
Un placer leer tus "historias" y ver tus fotos,"pirata". Bss,

Antonio dijo...

Las puertas sirven tanto para impedir ver el interior con el fin de salvaguardar lo más íntimo, como, por el contrario, para airear y refrescar la casa, dejando entrar y salir ilusiones, sueños, esperanzas, anhelos...
Espero que a lo largo del año nuevo, que pronto va a comenzar, se te abran muchas puertas y que me dejes entrar a mí por la de tu casa, de vez en cuando.

Mayu dijo...

y tú nos abres las puertas de lo que ves. Que siga siendo así

Anónimo dijo...

Contrastes temporales, arte rupestre de eras nuevas, una obra de Michelangelo...ojos que reflejan un cielo del mismo color, pero con soles diferentes..

Besoo enormeee conefo!! (nos vemos pronto..)

Némesis Crueldad Malignidad dijo...

Las fotos son increíbles... y no sólo eso, sino que a través de ellas me has hecho pensar en todo aquello que está relacionado con el pasado de esas puertas, que son algo más que madera y metal, que nos transportan a otra época. Una entrada muy buena.