Páginas vistas en total

domingo, 25 de octubre de 2009

Machu-Picchu

Sería una tontería escribir de Machu-Picchu... hay toneladas de información y no soy para nada un especialista. Sólo transcribiré una nota de mi cuaderno de apuntes:




"La ciudad aparece detrás de una vuelta en le camino, la visión es desconcertante.
Los sabios, los maestros, los templos... se ocultan en lo alto de las montañas. Los Incas construyeron Machu-Picchu para estar en lo más alto, lo más cerca posible de Inti, del sol. Tiene forma de cóndor... el animal del mundo de las alturas... el que se lleva las almas Machu-Picchu (ave vieja, monte viejo según interpretaciones) . También está el templo del Sol, y de la Luna... la dualidad, el blanco y el negro, lo divino y lo humano...
Las rocas talladas reproducen a montañas en frente de las mismas, y no es casualidad, en una de ellas los Incas tallaron el propio Machu-Picchu para adorarlo, como hacen los católicos con sus santos o vírgenes. Ésto debió sorprender a los primeros investigadores que vieron las réplicas de las montañas en todas partes y no pudieron leer nada sobre ello (Los incas no tenían escritura conocida)





Los Incas construyeron la ciudad sagrada en un lugar dónde los terremotos no eran tan intensos, las construcciones a prueba de terremotos aún resisten. Cada vez que veo los enormes muros de piedras pienso en el esfuerzo que supuso construirlos. Pero también soy considerado con nuestros antepasados y pienso en le esfuerzo que se realizó para destruirlos. Por fortuna Machu-Picchu no sufrió el asedio español, había sido abandonada antes de la llegada de los españoles, no se sabe siquiera si estuvieron allí... pero no les resultó interesante, no había oro... Un americano, Hiram Binham se llevó el mérito de descubrirlo, llegó allá guiado por un niño del pueblo, pero antes tres peruanos habían ascendido allá... eran tres campesinos Enrique Palma, Gabino Sánchez y Agustín Lizárraga, los primeros en visitar estos restos arqueológicos sobre cuyas piedras dejaron grabados sus nombres el 14 de julio de 1901. Se los comió la historia.
El Intiwantana, el yugo del Sol, actúa de reloj solar que indica las estaciones del año, la posición del lugar de acuerdo a La cruz del Sur (referencia en este hemisferio). No marca la hora. Se levantaban y acostaban con el Sol. Hace unos años una marca de cervezas rodó allí un anuncio y rompió un pedazo de la parte que sobresale, del eje del yugo. Una disculpa bastó para arreglar un daño irreparable a cientos de años de historia.

La paulatina pérdida de autenticidad en todo lo que me rodea continúa.En la Ciudad Sagrada, en Machu-Picchu, a dónde sólo se llegaba por el camino del Inca después de 4 días de camino agotador, 3000 turistas nos paseamos con nuestras cámaras en la mano , otros hacen fotos con sus móviles, algunos en tacones... miramos la Ciudad Sagrada, convirtiéndola en una foto o un sello en el pasaporte. Todos somos culpables. Yo conozco mis razones... ¿Y ellos?"

2 comentarios:

Emc dijo...

Qué vergüenza lo de la marca de cerveza... en fin...!!

Coronel Homer dijo...

Oye faxa, a ver si pones las focos en tamaño más grande.