Páginas vistas en total

miércoles, 10 de octubre de 2012

Cuestiones básicas...

Es que son cuestiones básicas ¡coño!- me espeta uno de los viajeros mientras mantenemos un arduo debate sobre la ablación, el maltrato a las mujeres o las condiciones insalubres de vida- Nadie que sea humano lo dudaría. Cualquiera que corte el clítoris de sus mujeres o les pegue o viva en una pocilga no merecería vivir... ¡Y ya está!-yo mantengo un prudente silencio, estoy acostumbrado a que en demasiadas ocasiones se viaje más con los pies que con la cabeza.
Nos apeamos en la tribu de los Pokot. Los Pokot pertenecen a una amalgama de pueblos que habitan el norte de Kenia,  poco relacionados entre si que los ingleses no supieron como clasificar y se incluyeron bajo la denominación de "Kalenjin". Durante la descolonización se les asignaron tierras (cosa bastante estúpida, dado que se trata de una tribu ganadera nómada: los límites de su territorio están marcados por los pastos buenos y los flechazos de sus enemigos, generalmente Samburu y Turkana). Este reparto de tierras resultó ser una hábil estrategia para desplazarlos a las tierras menos ricas. Desde entonces viven, en los años buenos, comerciando con sus vecinos Turkana o Samburu, en los malos, matándose con ellos.
Entramos al poblado entre una nube de polvo. Nos reciben dándonos la mano, sonriendo.
Comienzan las preguntas a nuestro guía,Sam, un pokot muy majo al que los pantalones vaqueros le quedan terribles...
Lo que más llama la atención es una casa de adobe con techo de chapa en medio de las chozas de paja.
-¿Por qué está esa casa ahí?-pregunta un avivado viajero
-La construyó una ONG alemana. Decían que no podíamos vivir en las chozas. Que no era sano.
-¿Está habitada?
Sam rompe en una ruidosa carcajada-Noooo... estuvo habitada un par de días, pero la abandonaron....
-¿Por qué?
-Con la primera lluvia el ruido dentro era atronador. Si vienen a robarte el ganado no los oirías.Suena lógico ¿verdad?.
Todos abren los ojos. Parecen haber entendido.
Una chica joven clava la vista en los enormes collares de cuentas... -¿y esos collares?
-Indican que la chica ha pasado el ritual de la ablación. A los trece años (aquella niña aparentaba no más de quince)
De pronto la cara de todo el mundo adquirió un tono grave. Ya no podían mirar a Sam a los ojos.
-¿Practican la ablación?.
-Sí, como otros muchos pueblos...
-¿Y ellas quieren?
-Sí, no les queda más remedio. Nadie se casaría con una mujer con clítoris. Sería repudiada y desprovista de tierras. Moriría de hambre.Sola.-Caras largas, como personajes de un cuadro de Modiglianni.
Un niño pasa por nuestro lado, tiene unos 5 años- Desde los tres o cuatro años los niños duermen fuera de las casas, tienen que cuidar el ganado, si pierden alguna cabra les caerá una tremenda tunda...
-¡Eso es violencia con menores! dice el mismo indignado con el que abro el relato.
-No, no lo es, si fuese adulto o mujer le pegarían igual. Aquí el ganado es la vida. A los doce o trece años los jóvenes se harán heridas unos a otros (escarificaciones) para demostrar valor.
-¡Una salvajada!
-No lo es. ¿Si un día vas por el bosque, te dan un flechazo, y tu compañero, el único que te puede salvar, se marea porque tiene miedo a la sangre, qué harías?-Todos callan.
Los pokot corren hacia una pequeña explanada. Se disponen a bailar dando tremendos saltos y gritos. Se ríen y sacan a bailar a todos los que encuentran delante. De pronto se monta una tremenda fiesta. Danzan delirantes y todo el mundo sonríe. Sus caras están felices. Niños, mujeres embarazadas, hombres... se agarran de la mano. Nos vamos y la fiesta sigue.
Una vez más, y ya van treinta, me voy de ese poblado sin poder tacharlos de salvajes, de incivilizados, de malos. Me voy sin querer matarlos,. Pensando que merecen toda la vida que merecemos nosotros.
El indignado no habla. Solo mira al suelo.










14 comentarios:

Begoña dijo...

Entiendo lo que dices de las cuestiones culturales, que nos permiten entender, por ejemplo, por qué se hieren a sí mismos (cuestiones de supervivencia si te enfrentas a animales salvajes), e incluso por qué pegas a un niño (o adulto) si se pierde una cabra, ya que ese animal es la vida.

Pero sigo sin entender el significado de la ablación. ¿Porque no se casarían con la chica si tuviera clítoris? Y yo me pregunto entonces... ¿y qué sentido tiene para la supervivencia la ablación? La ablación no favorece la reproducción (que se podría considerar necesaria para la supervivencia del grupo). Asimismo, la existencia del clítoris no le produce dolor al varón en sus relaciones sexuales, suponiendo que lo único importante fuese que el varón no sintiera dolor aunque lo sintiera la mujer, lo que no tendría que ver con la supervivencia precisamente...

Entonces sigo preguntándome ¿por qué la ablación? Pues no encontrando cuestiones de supervivencia implícitas en el clítoris sólo me queda pensar que es una cuestión de ignorancia y de cultura en sí. ¿Que una mujer no se casaría y por ello no sobreviviría porque la dejarían tirada? Eso no me sirve como supervivencia de la mujer, porque no hay peligros físicos reales que la ataquen, ni animales por medio que representen la subsistencia, sino una creencia errónea subyacente relativa al clítoris (creencia que desconozco).

Lo que habría que hacer es encontrar esa creencia errónea mezquina y sinsentido para cambiarla, cosa más que difícil porque las actitudes y las creencias son lo más difícil de cambiar. Pero sólo son eso, ACTITUDES Y CREENCIAS, no cuestiones de supervivencia como las autolesiones o la necesidad de proteger a toda costa al ganado, cosas que no entendemos desde nuestra óptica occidental hasta que nos lo explican porque somos más ignorantes de lo que creemos...

Vero dijo...

Vecín , gracias de nuevo por una magnífica entrada. Para opinar, aunque esto daría para mucho más que 4 líneas escritas en una ventana de comentarios, me centro también en la ablación, ya que también creo que es el único aspecto que merece excepción. Pero voy a hacer de abogado del... diablo? y decir que no es cuestión de si está o no justificado, el hecho es que una mujer sin ablacion, no se casa.

Vero dijo...

Vecín , gracias de nuevo por una magnífica entrada. Para opinar, aunque esto daría para mucho más que 4 líneas escritas en una ventana de comentarios, me centro también en la ablación, ya que también creo que es el único aspecto que merece excepción. Pero voy a hacer de abogado del... diablo? y decir que no es cuestión de si está o no justificado, el hecho es que una mujer sin ablacion, no se casa.

Anónimo dijo...

en niingún momento trato de defender la ablación, los que me conoceis lo sabeís... simplemente trato de poner en bandeja algunas cuestiones. Sobretodo el tema de lo que es correcto o no lo es. Estoy de acuerdo con begoña en que es una brutalidad, que no tiene sentido, y muy de acuerdo con eneko en que no podemos intervenir en otra cultura que no sea la nuestra: No tenemos sus valores, no vivimos su vida. TIENEN QUE VUIVIR SU PRPIA HISTORIA. Los europeos nos matamos en dos guerras mundiales y un montón de guerras civiles para tener los valores k tenemos y ser lo que somos. Pudes ayudarles a abrir los ojos, pero no JUZGAR lo que hacen y tiranizarlos, tratarlos como SALVAJES. Basicamente estoy de acuerdo con los dos. ESperaba sembrar polémica y no levantar ampollas. Espero haberlo conseguido. Gracias por los conmentarios

Anónimo dijo...

Yo no los juzgaría de salvajes por hacerse heridas entre ellos, vivir en chozas o matarse entre tribus. Pero la ablación del clítoris y la explotación de mujeres y niños me parece que son costumbres malas y punto. Además, el origen de esas dos prácticas está en el sempiterno machismo (africano). Yo como hombre, puedo entender el comportamiento: "yo soy el que manda, así que a rascarme los huevos mientras las mujeres y los niños trabajan", "yo soy el que manda, me voy de putas cuando quiero, pero mi mujer que me sea fiel". Este segundo punto es en el que se basa la ablación: reducir la libido femenina y evitar así el adulterio. Ahora bien, que lo entienda no quiere decir que lo defienda. Para mí las dos cosas son de un morro inmenso (por decirlo muy suavemente) por parte de los hombres y atentan contra los derechos humanos universales.
Por otra parte, una mujer Pokot encuentra normal la mutilación genital: se lo hicieron a su madre, a su abuela, a todas sus antepasadas y se lo hacen a todas sus primas y amigas. Es una tradición. Sería muchísimo peor que no te cortasen el clítoris: no te iba a querer nadie y además serías la rara, la diferente. Es más, las mujeres africanas encuentran valores morales en esta práctica: al reducirse la libido y el placer, el objetivo vital de la mujer se centra exclusivamente en un valor mucho más noble y elevado, la maternidad. Y es por esta moralina que muchas mujeres lo han defendido y lo siguen defendiendo. Y también lo ha defendido la sociedad africana en general durante muchos años como una forma de enfrentarse al imperialismo europeo. Echadle un vistazo a la página sobre "Female Genital Mutilation" de Wikipedia para más detalles sobre esto.

Resumiendo: que el relativismo cultural es muy bonito hasta que atenta contra los derechos humanos.
Que los occidentales somos bobos al pensar que "pobrecitos" o "qué salvajes son" porque viven en chozas, beben de los charcos o se matan entre ellos para robarse el ganado; nada de esto los hace infelices o incompletos, es parte de su adaptación al medio. Aunque nos parezca mentira la vida no es más plena por tener un Smartphone o poder ir a comprar al Hipercor.
Que todos somos presas de la sociedad en la que vivimos y de la historia que nos ha traído hasta aquí. Nosotros vemos tan normales las reuniones de Tupper-Sex como los Pokot ven la ablación del clítoris. Ahora, que algo se vea normal o habitual no quiere decir que por ello sea bueno.
Y en definitiva, que cualquier tipo de abuso es malo, ya sea sobre mujeres, hombres, niños, etnias, la población en su conjunto o los animales. En el caso de África la clase dominante, la que abusa, suele estar formada por hombres vagos y jetas que explotan y maltratan a sus mujeres y a sus hijos con la excusa de que siempre se hizo así; está formada por tipos capaces de vender su país a los extranjeros a cambio de cualquier prebenda; está formada por los hijoputas de siempre, por los que tenemos en todas partes (en nuestra sociedad, que es más igualitaria, empiezan a abundar las hijaputas también). Y esa gente es terriblemente egoísta, injusta, mezquina y mala en definitiva, ya sea blanca o negra y ya viva en un palacio o en una choza.
S.

Anónimo dijo...

Vecín ni que decir tiene que me muero de la envidia con tu blog... ojalá algún día pueda acompañarte en tus aventuras por África jejeje... Sólo quiero comentar que se cae una y otra vez en lo que a simple vista es lo más facilmente criticable porque es lo que más se escapa a nuestro entendimiento... el tema de la ablación... obviamente no voy a entrar otra vez a discutirlo porque sinceramente lo que más me ha llamado la atención es la construcción de la choza.... además me ha hecho gracia que en todos los sitios se repita la misma historia... en el nombre de la civilización os vamos a dar una buena calidad de vida y sacaros de vuestro salvajismo... El resultado de este pensamiento suele ser siempre el mismo... la destrucción de la forma de vida de la población en cuestión.
La otredad no es algo que se practique con mucha asiduidad, cualquier tipo de prácticas, rituales etc... que tiene una sociedad responden a un orden muy determinado dentro de su estructura social, desde la situación de las casas, a su modo de economía y relacionarse con los demás grupos pasando por el amplio acervo de rituales de paso (fundamentales en cualquier tipo de "cultura", no pensemos sólo en las más exóticas o lejanas porque nuestra "cultura occidental" está llena de ellos)que nombras en entrada están reafirmando y estableciendo la posición que cada indivíduo ocupa dentro de la "tribu".
Y cómo tú dices no creo que en ese momento estuvieses viendo más salvajes que con los que estabas en tu grupo de "aventureros".

Besos Mery :)

Anónimo dijo...

Estupendo, como siempre.
Un saludo,
Blanca

Anónimo dijo...

Hola Begoña no te conozco pero acabo de leer tu respuesta asi que me permito contestarte.
Cuando hablas de encotnrar esa creencia errónea, son ellos los que deben encontrarla, no nosotros. Nosotros tenemos muchas creencias erroneas propias como para meternos en las de los demás. ¿QUe hay de heroico en el maltrato público y mediatico de un animal? ¿Como puede ser que la igualdad entre sexos (cosa que no comparto pues defiendo la equidad, no la igualdad) haya devenido en que tanto hombres como mujeres viven sumisos de la cosmetica? Y un sin fin más...
Otra cosa es que una parte de su sociedad intente romper con dicho practica y sean represaliados por el sistema dominante en su sociedad.
De igual modo que la ablacion no conlleva ninguna ventaja evolutiva, tampoco la conllevan el estirar el cuello de las mujeres, afilarse los dientes, tirarse desde una torre atado a lianas y otras tantas cosas. ¿Son brutalidades? Evidentemente, pero no podemos interferir, no tenemos derecho o corremos el riesgo de ser los misioneros jesuitas que va a envangelizar pero en el siglo XXI y de ese modo ya nos cargamos muchas culturas. Porque no vas a interferir para cambiar una determinada practica (como la blacion) sin desestructurar toda su sociedad. Eso o aceptamos la homogenizacion global
Eneko, en Facebook

Anónimo dijo...

La ablación es una salvajada eso nadie lo duda. Pero el mayor de nuestros problemas es no mirarnos en el espejo y ver que tenemos barbaridades en nuestra propia cultura y que nos parecen normales.

José Dueñas, en facebook

Anónimo dijo...

... creo que simplemente se trata de aquello de "levar los zapatos del otro".... seguramente para ellos les debe resultar incomprensible muchos de nuestros hábitos... y la ablación no es una cuestión cultural es un tema de dominio del hombre sobre la mujer.... bajo el vocablo "cultura" se "justifican" hechos atroces... ejj ¿es un hecho cultural que las niñas no tengan derecho a la educación?... pues eso..
Mercedes, en facebook

Anónimo dijo...

Merces, tienes toda la razon es un elemento de dominacion machista. Pero esque sus culturas son machistas!! El 99% de las culturas arcaicas lo eran y eso, no lo podemos evitar. Debemos luchar porque la nuestra deje de serlo (que aun lo es un poquito). El ejemplo que has puesto es similar al de la caseta que construyo la ONG alemana, ellos no lo quieren, no debemos interferir. Sabes donde realmente hay miseria y ahi si que debemos interferir? En las grandes ciudades occidentales u occidentalizadas, en los suburbios de sao paolo, de rio, de ogotá, de madrid, de Nairobi... Y eso, si que es culpa nuestra y de nuestra cultura ahi es donde tenemos que hacer hincapie, no en tribus y poblados perdidos en la sabana la selva o el desierto que asumen perfectamente las consecuencias de vivir sin agua corriente y que, por supuesto, tienen valores sociales que nuestros ojos son incluso despreciables

Eneko, en facebook

Anónimo dijo...

Estoy con Eneko en que intervenir supone destruir su sociedad, puesto que la ablación es sólo la punta de un iceberg de dominación de los hombres sobre las mujeres y los niños a través de la explotación laboral. Si pretendemos que tengan los derechos humanos fundamentales empezaríamos con la ablación, pero habría que seguir y al final acabaríamos cambiando totalmente su sociedad. De todas formas en este mundo todos estamos explotados, sólo que en vez de ser el culpable nuestro padre o nuestro marido lo son banqueros, políticos, empresarios, etc. Si intervenimos haremos que los Pokot acaben siendo como nosotros. En vez de depender de las lluvias y trabajar a su ritmo en la naturaleza pasarán a depender de los mercados globales, a sufrir atascos y a hacer malabares con las cuentas y la hipoteca para llegar a fin de mes. Para las mujeres y los niños Pokot el mundo puede ser injusto, pero en cierto modo no creo que lo sea más que el nuestro. Además, la ausencia de comparación siempre es un alivio: ¿cuánto se disfruta más con clítoris que sin él? La circuncisión ya sea masculina o femenina acarrea reducción del placer, pero no su eliminación total, creo yo. Sigue habiendo multitud de terminaciones nerviosas en la vagina dispuestas a hacerles pasar un buen rato. Si nunca probaste el placer clitórico ¿cómo sabes qué te estás perdiendo? Lo malo sería haberlo probado y que luego te lo quiten. Lo malo es tener derechos y que luego te los roben. Si nuestro mundo fuera JUSTO (hablo de justicia total, real y absoluta) yo sería el primero en proponer la intervención para darle los mismos derechos a todo el mundo. Nuestro mundo no es justo y nuestras vidas no son comparables: nunca sabremos si se es más feliz viviendo como Pokots o como occidentales. ¿Cuánto placer extra nos aportan nuestros genitales no mutilados? ¿Es mayor ese placer que los sufrimientos que padecemos por estrés, insatisfacción, mentiras políticas, engaños económicos, guerras provocadas, abusos contra nuestros derechos, etc.?¿Es mejor una sociedad donde mujeres y niños son discriminados o una donde se discrimina por tu nivel adquisitivo? Si un día conseguimos que nuestra sociedad sea justa y que nosotros seamos felices habrá llegado el momento de echarles un cable a los Pokot. Hasta entonces no creo que les podamos dar algo mejor, sólo algo diferente.
Lo anterior era el enfoque idealista. Ahora los hechos. Respecto a la ablación, el gobierno keniano tomó medidas legales en 2001 y se hacen campañas para su abolición que están teniendo bastante éxito al menos entre los Maasai. Respecto a la explotación infantil y femenina, quizás no sea para tanto. Hay muchos niños y los más mayores cuidan de los pequeños repartiéndose las tareas. De la misma manera, los Pokot son poligínicos (cada hombre se casa con varias mujeres) por lo que las tareas femeninas se reparten entre todas. Sí, ya sé que la poliginia tiene matices negativos, pero en las sociedades africanas tiene que ser un alivio el repartir las tareas del hogar incluida la de aguantar al capullo de tu marido. Y respecto a no influir en la cultura Pokot, pues me temo que en el pueblo que visita Marcos ya llegamos tarde. Por un lado Sam y Julias, los guías, son Pokots que ya se han instruido y que llevan a turistas al poblado enfocando la realidad de una manera mercantilista, o sea, a nuestro estilo. Los del poblado ven a los blancos con sus gafas, sus camisetas y sus máquinas de fotos y lo flipan. Es cuestión de tiempo que se dejen seducir completamente por nuestros falsos ídolos y den en nuestra hermosa sociedad con todo lo que conlleva. Además ahora hay varios niños que van a la escuela, incluida alguna niña Lo bonito sería que ya que van a hacer cambios sociales, sólo se quedasen con las mejoras y evitasen sufrir todas las putadas que conlleva nuestro modo de vida. Pero lo más seguro es que se queden con el pack concreto. Pobrines

Sergio en Facebook

Anónimo dijo...

Ey pirata! Una vez más immpresionante reflexión y debate el que has generado.
Simplemente decir, que este verano me he leido tres libros referentes a la ablación,las costumbres y modos de vida de algunas etnias africanas.No soy partidaria de la ablación, pero creo que sería interesante que leyeseis algo de lo que os propongo:"la for del desierto" de Davis Warris (si no me falla la memoria). NO recuerdo los otros dos titulos, pero son de una modelo somalí que huyó a Londres y luego fue modelo. Seguramente habeís oido hablar de ella.
Para concluir, simplemente decir que no juzgemos y respetmos, pues aquí también se práctica la ablación...
Bss Marcos de una leona del Okavango (ja,ja,ja...)Blanca

Begoña dijo...

Bueno, he podido volver por fin y os contesto... Chicos, si he dicho que vuestros comentarios son superficiales no es porque piense que no intentáis tratar el tema en profundidad, sino porque por vuestros conocimientos (y también por los míos), os quedáis en la superficie. Yo puede que baje un poco más porque mi trabajo me enseña cómo hacer eso, pero evidentemente carezco de todos los conocimientos necesarios que me permitirían llegar al fondo de la cuestión. Sigo pensando que se puede comparar a las víctimas de malos tratos en España cuando defienden a su agresor de las víctimas de ablación cuando defienden a sus mutiladores: aunque el hecho sea diferente los procesos cognitivos de la víctima son los mismos, es decir, le dan la vuelta todo lo posible a la situación para justificar a su agresor y aceptar de buen grado su agresión. Esto dicho de manera rápida y fácil de entender para todos, claro. Y también veo que en general estamos todos de acuerdo realmente: la ablación es una brutalidad y sí habría que intervenir. Pero intervenir no quiere decir llegar allí con palos y armas e imponer. Esa es una visión reduccionista de lo que significa intervenir impuesta por los medios de comunicación, que cuando un país invade otro lo llaman intervención... Y tampoco quiere decir que seamos nosotros, el "hombre blanco" quien diga al pobre negrito lo que tiene que hacer y cómo vivir su vida. Esa es otra visión reduccionista que viene de la educación que nos han dado. Porque en contra de lo que dice Sergio, y ahí discrepo abiertamente porque creo que estás en un gran error, sí somos diferentes pero NO NOS HAN DADO LA MISMA EDUCACIÓN A HOMBRES Y MUJERES. A todos/as nos han enseñado inglés, matemáticas, lenguaje... pero la educación no son sólo conocimientos, es mucho más. Y ha sido diferente para hombres y mujeres durante años... y lo sigue siendo porque lo veo en los hijos e hijas de mis amigos. ¿Hablamos de intervención de una manera más general y no sólo con la visión sesgada de nosotros, pobre gente de raza blanca? Leed algo de Waris Dirie. No sé si la conocéis, pero es una mujer somalí (africana, negra) que lleva 20 años luchando contra la ablación con la colaboración de las Naciones Unidas. Fue sometida a ablación con 5 años y más tarde se escapó porque no aguantaba esa situación, eso sí, se escapó porque estaba dispuesta antes a morir que a seguir soportando ciertas cosas, lo que no ocurre con la mayoría de la gente (y no es una crítica, es que en cualquier situación casi todo el mundo opta por sobrevivir... es algo inherente casi a cualquier ser vivo). Creo que deberíamos aprender todos (y yo me incluyo la primera) un poco más de gente como ella antes de hablar de lo que desconocemos. Para muestra se puede ver este vídeo-resumen en youtube y a partir de ahí recurrir a sus libros: http://www.youtube.com/watch?v=Y8KA_ukcBO0