Páginas vistas en total

domingo, 19 de abril de 2009

La Ciudad más rica del Mundo...


Cerros marrones. El autobús serpentea. El sol parte las piedras. La sombra es helada. Potosí se enclava en el altiplano de Bolivia al lado del Lugar que fue la mina más rica del Mundo, El Cerro Rico, a sus faldas la ciudad agoniza, Capital esplendorosa del departamento más pobre de la pobre Bolivia. Quisieron hacer otra Europa y su arquitectura lo demuestra. Varios indígenas caminan por la calle cargados con sus aguallos repletos de algo para subsistir. No te miran a los ojos. Nunca miran a los ojos.

En la Falda del Cerro Rico el polvo se mete por todas partes, los trajes nos cubren enteros. en una mochila hecha con un saco llevo la compra más rara que hecho en mi vida: Coca y Dinamita.



Al entrar a la mina la temperatura empieza a subir. A 50 metros de la entrada está "El Tio" - a partir de ahora ya no estamos encomendados a Dios, ahora lo estamos al Diablo- La imagen decorada del diablo fue usada para
asustar a los indígenas obligados a trabajar desentrañando las entrañas de la tierra durante 16 días sin ver la luz (mitas). Los indigenas, lejos de temerlo, comenzaron a adorarlo como el único dios protector allí adentro. Todas las mañanas antes de entrar a trabajar le hacen ch´alla con alcohol y coca, le dan de Fumar y se despiden...

Durante dos horas arrastrándonos por los túneles, conseguimos encontrar una pequeña cámara. Hombres sucios trabajaban sin descanso... nmos miraron, les dimos la dinamita, la coca, los cigarros... durante diez minutos hicimos su trabajo... es húmedo y huele a azufre...
Salimos de la mina perplejos por la dureza del trabajo. Tambien pensamos en la cantidad de cuerpos y almas que se ha devorado aquel laberinto de túneles. Nos quitamos los trajes. Éramos unos turistas más.







5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buff....pelos de punta...miedito.
Hay que tener valor solo para entrar de visita.
Di.

RAQUEL dijo...

Marcos espeleologo!!!

Wonderful todo bien no??

Kuidate muchooo

BESOS

RAQUEL

Anónimo dijo...

para bajar a una mina no hace falta ir al culo del mundo,pues aqui las hay igual de asquerosas,te queda bien el casco y la sal esta salada y el sol sale por peteneras ,un beso grandisimo de quien tu te imaginas .
te queremos ,sigue asi de feliz,
pues tu felicidad es la nuestra.

Anónimo dijo...

En un pueblo del bierzo de cuyo nombre no quiero acordarme (pero está por la zona de La Chana) existe una iglesia en la que robaron hace unos años todas las imágenes. Todas excepto una talla del diablo que pasaron por alto. Y no teniendo la gente del pueblo (mayoritariamente ancianos) ninguna imagen más, pues es a la que le rezan. Curioso, ¿no?

Un abrazo muy fuerte!
Refuscartes: comento luego existo.

Anónimo dijo...

Hola Marcos!
Veo que sigues de aventura en aventura... cuando no son selvas, son desiertos, y ahora minas! no dejas nada chico! jejeje.
Sigue disfrutando de todo tanto y contandonoslo todo! Un besazo desde el Bierzo!

Amor

P.D: Muy guapas las fotos!